Todos los gastos adicionales serán cargados en una cuenta personal que se abre el día de embarque, excepto los gastos del casino y otros especiales. Así, no tendrás que llevar dinero encima. La noche anterior al desembarque recibirás en tu camarote una lista detallada de todos tus cargos.


Actualmente la mayoría de las compañías marítimas aceptan las tarjetas de crédito más comunes.